809.544.7111 1.809.200.1283

 Tu seguridad al conducir … ¿Qué tal andas de frenos?

Es recomendable que los discos se sustituyan por parejas; y al realizar el cambio, se deben cambiar también las pastillas, aún sin no lucen agotadas.



Algunos conductores llegan a pensar que los discos de freno no se deben sustituir, ya que son piezas metálicas lo suficientemente duras como para no requerir sustitución o una revisión. Lógicamente están equivocados y deben ser chequeados por lo menos cada 20,000 kilómetros.

Los frenos de disco son más eficientes y seguros que los de tambor, su principio de funcionamiento es que el rozamiento entre discos y pastillas produce la transformación de la energía cinética del vehículo en calor, provocando así una reducción de la velocidad. Los discos no solo deben producir esta transformación de energía sino que además deben conseguir que el calor producido sea transmitido a la atmosfera lo más rápidamente posible, ya que sino las temperaturas a las que operaria el sistema serian muy elevadas llegando incluso a colapsar.

Realizar un control de la medida del espesor, existe una cuota mínima tras la cual el disco debe de ser sustituido. Esta medida viene grabada en los cantos de los discos. Si sobrepasamos el espesor mínimo aparece un escalón en la pista del disco ilustrando una reducción de la masa del disco lo que provoca que disminuya la conductividad térmica del mismo y su facultad de disipar el calor. Como consecuencia se produce un aumento de la temperatura mucho mayor y mas rápido, los discos se deforman, generan ruidos y vibraciones. También como efecto negativo, las pastillas, las partes hidráulicas y el líquido de freno se sobrecalientan con graves consecuencias sobre su eficiencia y su tiempo de vida.

Se debe comprobar y medir el alabeo del disco. Si el valor es mayor a 0.125mm se debe substituir el disco. Para evitar deformaciones en los discos, hay que tener en cuenta muchos parámetros, entre ellos, uno de los mas comunes es el valor de apriete de las ruedas. Es necesario que el montaje de los neumáticos se lleve a cabo bajo el par de apriete que recomienda el fabricante, usando una llave dinamométrica tarada a 10 Kg/m si la llanta es de chapa y 11 Kg/m si la llanta es de aleación.

El conductor promedio usa los frenos aproximadamente 75,000 veces durante un año y como tal, espera que trabajen eficiente y apropiadamente todo el tiempo. Pero no, todo por servir se va deteriorando progresivamente. Usar productos de calidad y asegurar un mantenimiento adecuado a su sistema de frenos es una garantía de seguridad para usted, los suyos y los que le rodean.

​​​​

Compártenos tu Opinión

Comentarios